Información

Apicultura: polinización

Apicultura: polinización

La morfología de la abeja está estrechamente vinculada a la polinización: el insecto está cubierto de pelos que, durante las visitas a las flores, se llenan completamente de granos de polen, transportando así los gametos masculinos a los pistilos y asegurando la reproducción de la vida y la biodiversidad. La polinización por polinizadores es un factor indispensable para muchos cultivos. Una vez que el gránulo de polen ha alcanzado el estigma, es retenido en su superficie por las papilas que lo cubren y por cualquier exudado presente. Por parte del grano de polen en contacto con el estigma, se forma una hinchazón que, en desarrollo, da lugar al tubo de polen; esto se extiende a lo largo de todo el estilete hasta que alcanza el huevo fertilizándolo. Cada recolector visita miles de flores al día recolectando mucho polen para la cría.


Abeja alimentándose (foto Romeo Caruceru)

La necesidad de que los trabajadores recolecten polen depende de la cantidad de cría presente en la colmena en el momento de la floración.

Vídeo: El secreto de la polinización se halla en el cuerpo de las abejas. Ciencia (Septiembre 2020).